Entradas

Mostrando entradas de enero, 2010

· Escapes ·

Cuando se dió cuenta... cuando por fin pudo entenderlo, ya era demasiado tarde.
Su vida había cambiado por tan sólo un pequeño descuido: Dejó la puerta abierta y, uno tras otro, desfilaban los sueños que habían formado su vida.

· Persecusión ·

Caminando por la calle, miré a todos lados, ¡incluso me giré! Nada. Nadie.
Traté de acelerar mi paso, pero aún sentía el peso sobre mí, como una mirada que examina minuciosamente, buscando hasta el más recóndito secreto. Giro nuevamente: Nada. Nadie.
No es hasta doblar en una esquina que me encuentro con el edificio más grande, de los miedos, en el que me veo perfectamente y me vengo a dar cuenta:
Es mi reflejo quien me persigue.