Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2011

· Mentiras ·

Porque me susurrabas espinas al oído y veía en tus ojos los mil mares de la muerte, vendé mis ojos para no ver lo evidente y puse mis manos sobre tus hombros para que me guiaras en la adversidad.
Nunca me enteré cuándo caí. Supongo es tiempo de dejar todo atrás.