· Mentiras ·

Porque me susurrabas espinas al oído y veía en tus ojos los mil mares de la muerte, vendé mis ojos para no ver lo evidente y puse mis manos sobre tus hombros para que me guiaras en la adversidad.
Nunca me enteré cuándo caí. Supongo es tiempo de dejar todo atrás.

Comentarios

Tamara ha dicho que…
En la mentira hay un dejo de verdad siempre, pero es bueno dejar cosas atrás... suerte en eso. Aunque ha pasado mucho tiempo supongo =)

Entradas populares de este blog

· Fanatismo ·

Bookaholic

Wanderer