· Fanatismo ·

Agarró a su presa y la abrió de un solo corte.
Fue examinando minuciosamente cada detalle, pues quería comprenderlo todo.
A ratos descansaba, pero no tanto, para poder terminar su trabajo.
Al ir en la mitad, esperó y buscó para asegurarse que nadie le viera.
Y al terminar, cuando se supo satisfecho de indagar en los rincones más recónditos, de haber tenido pedazo por pedazo lo que quería, cerró el libro, y se fue en busca de su próxima víctima.

Comentarios

Maya ha dicho que…
me encantó cómo escribes... así que aún el colegio no te ha quitado todas las ideas...

pero por sobretodo me encantó este...
me he sentido así.

Besos!

Entradas populares de este blog

Wanderer

· Películas ·